Las reacciones más ridículas al primer campeón mundial de Pokémon TCG Argentino

La semana pasada Diego Cassiraga, un jugador de Pokémon TCG de nacionalidad argentina, logro consagrarse campeón del mundo en la categoría Master.

Un campeón argentino es un suceso que siempre añoramos pero no veíamos con expectativas realistas. Otra cosa que queríamos, por ejemplo, era un portal de noticias serio y respetable haciendo una entrevista a dicho jugador argento de TCG.
Eso ultimo nunca paso y la entrevista la termino haciendo TN, que sorprendentemente le puso el acento a “Pokémon” cada vez que aparecía la palabra. Lo mejor de todo es su público enorme que nos permitió recopilar un sinfín de comentarios graciosos que dejo la gente que no sabe nada, ni le interesa en lo más mínimo Pokémon. Juntamos algunos para ustedes porque pocas cosas son tan graciosas como reírse de giles en Internet.

Los Maduros

El primer grupo está compuesto de aquellos que confunden Pokémon con Trix (aunque hay preocupantes similitudes.) Si, Pokémon es un producto apuntado para chicos, pero los datos demográficos cuentan otra historia ¿Por qué? Seguramente porque es más entretenido que ser un nabo en internet:

 

Trix are for kids (?)

 

Este no entendió que el personaje de Luis Brandoni en ELC es una parodia.

 

 

Nuestro favorito: El gamer y humano

Los PoliTrolls

Este grupo es bastante común a todo el espectro de redes sociales, sin importar tema u ocasión. Aun así fue una sorpresa viéndolos comentar en una nota sobre Pokémon:

 

Maximo K. Kagina 12. KAKA.

 

Algo, algo, algo, Venezuela, algo.

Nuestro favorito: El choriplanero. Obvio.

Los Cogedores

Tratándose de la internet, es obvio que este grupo empata en el más numeroso y menos original:

 

Variación local del comentario anterior.

El que cree que “Paja” es una mala palabra. Saludable.

 

Censuramos los avatars, pero confíen en nosotros: las caras venden.

Paraa! Guacho pistola!

El mas triste: “Virgen” y sus variaciones. El comentario mas numeroso.

El Chiste Obligatorio del Pipa Higuain

Perdón, no pudimos resistir y algún comentario gracioso tenía que tener la nota:

Los Patriotas / Los “Que país generoso”

Este grupo en cierta forma es gracioso. No a apropósito, claro está, sino en calidad de ser un chiste que se cuenta solo:

También tenemos las avenidas mas ancha y larga del mundo (?)

 

 

DIJO EL TITULO!!

 

Nuestro favorito: “¿Alguien quiere pensar en los niños?” versión no aflojemos

Los Cultos

Obviamente. Este grupo tan clásico como “los cogedores.” Cuando no están culturando el cultimiento de la cultura, al parecer se relajan siendo terribles pelotudos en Facebook:

Cuando te preocupa la cantidad de likes, pero no te sorprende (?)

 

Disculpe si el contenido no esta a su altura, señor comentador enojado de los blogs de TN.

El mas triste: El misántropo culto

Los “Se Parece a Máximo Kirchner”

No estamos seguros como paso esto, pero hay varios que dicen ver un parecido:

cpokemon.com

Que nosotros no podemos ver realmente, pero eh.

 

¡!¡!

Sutil.

Y según la a moraleja…

“…el que no hace palmas se deja, se deja!” No, eso no puede ser.

La moraleja parece ser bastante simple: Hay gente que es muy pelotuda. Algunos de los autores de esos comentarios sin duda lo sean. La mayoría de ellos, sin embargo, creo que son gente sumamente triste con sus vidas y lo que hacen de ellas.
No hay que ser adivino para darse cuenta que una persona lee una noticia (seguramente por la mitad) por voluntad propia y con su nombre, apellido y foto le “contesta” a otra persona “ANDA A LABURAR VIRGO PELOTUDO!” tiene: a) Un total desconocimiento de que lo que digas en internet puede afectar tu vida real y b) Una fuerte insatisfacción con algo en dicha vida.

En el fondo, no creo que a muchos se les escape la ironía de mandar a alguien a “hacer algo útil” al mismo tiempo que lo insultan de la manera más ingeniosa que pueden (que seguro notaron, no es mucho) en un comentario posteado a las 2 de la tarde en una noticia que puede o no llegue al chabón. Pero a pesar de entender la ironía no pueden resistir esa indignación que para ellos es totalmente natural y casi que los obliga a postear. Me parece que eso los hace enojar aun mas.

Tampoco es secreto que los creadores de contenido y dispersores de noticias falsas y SPAM saben cómo provocar y aprovechar esta reacción, pero esta nota en particular no era ninguna de esas cosas.
No vamos a pretender que los autores de los comentarios son pobres víctimas de la internet , ni tampoco vamos a pretender que si fuese un pibe de 12 años el que salía campeón mundial los comentarios serian diferentes. Serian exactamente los mismos comentarios, porque a la gente que los hace no le interesa la política, o la vida sexual del entrevistado, no les interesa como afecta al país, ni creen que tener un hobbie signifique no tener cultura. A ellos les encantaría tener un hobbie o sentirse parte de algo (estamos programados genéticamente para formar grupos,) y la reacción que tienen al ver a alguien que hace algo -lo que sea, es indistinto- que le gusta es insultarlo. Bajo el pretexto de hacerle entender a alguien que lo que les proporciona alegría en realidad es una pelotudez que no merece el tiempo que le dedica, se tratan de convencer a ellos mismos de que “aunque no haga nada que me ponga contento, al menos no hago eso.”

No creo que haya nada que podamos hacer por ellos en PA, nosotros escribimos chistes de cocaína y Pokémon. Los únicos que pueden decidir ser un poquito menos come-mierdas son los come-mierdas en cuestión, y es así como llegamos al meollo del asunto: Es innegable lo ridículo y patético de los comentarios que acaban de leer. Comentarios de ese estilo son igual de ridículos en cualquier contexto diríamos. O sea, ni siquiera son creativos. Si vos que estás leyendo esto resultas ser uno de esos comentaristas, la próxima vez que quieras compartir tu punto de vista abogado-del-diablo único y controvertido, como por ejemplo, un “#nadiemenos” o su variación mas reciente (a la fecha de esta publicación): contestar cierta pregunta con otra pregunta, y sentir que ganaste puntos de capo de la vida, preguntate a vos mismo antes de hacerlo: “¿En qué me va a ayudar ser el campeón mundial de los pelotudos?” No tenés que admitir nada, ni tenés que contárselo a nadie orgulloso o avergonzado de tu proceder, para la gran mayoría de la gente con hacer esa reflexión basta y sobra.

O no. También podes seguir siendo un gil. Gracias, vuelvan pronto <3

Alola Bakery: Pastelería y Repostería Pokémon en Argentina
PWC 2017: Uno de los mejores seis del mundo es argento papá!

Deja un comentario