Pokémon 3: La película que no fue

A riesgo de que este artículo suene como un vil clickbait, vamos a aclarar que no, no lo es. Los científicos de PA estuvimos investigando antes de mandarnos a escribir algo que involucre cosas tan… fumadas, como las que van a leer. Aclarado eso, vamos por el principio.

Los fanáticos mas old school de la franquicia seguramente recordamos que las películas de Pokémon acá se estrenaban en el cine, al menos las primeras dos, y conseguir algo de información, trailers o cosas así antes de que salgan de Japón, era magia negra. Por lo cual, en esa época sabíamos muy pocas cosas antes de que lleguen acá: por ejemplo, pocos sabían qué carajo era Lugia antes de que veamos los posters o notas que salían en la vieja Pokémon Collector (no se hagan, todos cuando éramos chicos la teníamos). Por lo cual la emoción de ver un Pokémon “nuevo” en esa época era bastante importante. Con el correr de los años nos fuimos acostumbrando a que siempre en las películas se mostraba algún tease de lo que se venia, un Legendario nuevo, un baby nuevo o algún guiño a futuras remakes. Eso siempre fue intencional, y hoy en día es más evidente que las películas funcionan casi igual que el anime: básicamente como un comercial de hora y media.

Los más observadores sin embargo, seguro notaron que hay un salto importante en la calidad de la trama en las primeras películas. Les voy a dar 5 minutos para que me digan Genwunner y después sigamos. ¿Listo? Perfecto.
Al salto de calidad que me refiero no es en cuanto a los bichos en particular (aguante Hoopa, vengan de a uno), sino a algo mas sutil y de mínima importancia. Algo ínfimo como ser el guión. Las primeras películas tenían ese aire de “esto tiene un mensaje”, y esa aura un poco más oscura que en la serie.

Oriental Light and Magic/Nintendo

Y esta cara que nos traumo a todos en nuestra infancia.

Obviamente esto lo podemos atribuir a muchas cosas, primero que la franquicia estaba en su época dorada cuando salieron las primeras películas: No solo se estrenaron en los cines acá, sino que en cosas tan random como su banda sonora podías ver desfilar a estrellas pop del momento (really, Britney Spears, Christina Aguilera y *Nsync estaban en la banda sonora de la edición norteamericana de la película de Mewtwo.)

20th Century Fox Television

Palabra.

Pero mas allá de todo eso, en particular las primeras tres películas tenían ese aire de querer dejarte algo, y de que la aventura transcendía un poco mas a Ash y compañía. Esto no es casualidad, y a esto es a lo que quería llegar, estas películas así como la primer parte del anime, estaban guionadas por alguien que después dejó la franquicia (algo frustrado, según dicen) a mitad de Johto, casualmente cuando empezaron a bajar un poco la calidad de los arcos argumentales del anime y las películas. XY es tema aparte, pero nos tomo muchos años llegar a la gloria de ese arco, y las películas siguen siendo bastante huecas. Esta persona era Takeshi Shudo. Este muchacho (una forma de decir, con sus 60 y tantos), fue el responsable del guión de las tres primeras pelis, varios capítulos del anime hasta mediados de Johto y el especial de TV Mewtwo Returns, así como varios extras sobre el anime de Pokémon explicando cosas que la franquicia jamás hizo (como ser que paso con el viejo de Ash y cosas así, de las que vamos a hablar en otro momento). En su blog, del cual nos nutrimos bastante para escribir esto, el fue relatando varios momentos importantes de su desencanto con la franquicia mientras estaba algo delicado de salud. Fundamentalmente escribió un par de entries sobre la tercera película, o más bien, sobre la película que nunca llego a ser.

Quizás no muchos sepan, pero el proceso de escritura de un guión para una película suele tomar a veces mas tiempo que el rodaje mismo, y cuando hay tanta guita en juego como en una franquicia como Pokémon, suelen no dejarse estos cabos sueltos así como así. Al menos, no cuando se lo trabaja de la manera que Shudo lo hacia. Esto llevo a algunos choques de timing con los directivos del momento y con Nintendo propiamente. Imagínense en esa época, escribir un guión para una película que tiene que salir el año que viene, que tiene que entrar dentro de los estándares de promoción de los juegos y además llevar una carga poética mas allá de legendarios gordos tirándose rayos unos a otros.

The Pokémon Company

Una tarea compleja sin duda, que llevo a cosas como la invención de Lugia, un Pokémon creado exclusivamente para mostrarse en película (ya que ya habían usado a Mew y a Mewtwo en la anterior) e incentivar a los niños japoneses a vaciar las billeteras de sus padres. Una locura si lo pensamos en términos de que hoy en día se hacen legendarios exclusivamente para usarlos de promoción y tenerlos en el banco de suplentes hasta que salgan en una película (menos Meloetta, porque una película de Meloetta habría sido como un capitulo de Glee con mala animación). Cuenta la leyenda -y el blog de Shudo,- que para el momento en que había que sentarse a escribir el guión de la que sería la tercera entrega cinematográfica de Pokémon, los juegos Pokémon Gold y Silver estaban todavía en desarrollo, y con la falta de Pokémon nuevos para usar de promoción, la situación estaba algo complicada.

Mientras Shudo estaba en el hospital por su delicada salud, se puso en tarea de ver a que quería apuntar esta película. Algo que hoy en día dudo que se haga, tristemente. Ya habiendo explorado todo el tema existencial de “quien soy” en la primera, y tocado todo el tema de co-existencia en la segunda, el tema que se había planteado explorar iba más por el lado de “¿qué es este mundo?” Algo bastante existencial y propio de la línea en la que venían las anteriores películas, sumado a que este enfoque no requería de un Pokémon nuevo que agite toda la agenda de Nintendo. Porque la idea del guionista era bastante… desquiciada pero genial, plantearnos la existencia de animales reales en el mundo de Pokémon.  Si bien en los primeros capítulos pudimos ver algún que otro animal de fondo sin más, lentamente esto dejo de pasar y nadie mas quiso hablar al respecto, por eso esta película pensaba darle duro a este tema. Como? De la manera más lógica posible: un Tiranosaurio.

pelicula que no fue
Tyco

La historia nos iba a introducir este concepto de que los animales reales existieron en algún momento en el mundo de Pokémon, pero no se supo qué pasó con ellos y nadie en la actualidad recuerda haberlos visto básicamente. Algunos profesores de renombre (Oak uno de ellos) estudiaron el tema. Acá se pone abstracto el asunto, cuando un fósil de un tiranosaurio (no un Pokémon, un dinosaurio como el que podemos ver todos los días en el supermercado o en la parada el bondi) cobra vida por sí mismo -todo normal- y se embarca en un recorrido de destrucción sin entender qué carajo hace en este mundo. No puedo culparlo, yo haría lo mismo.
El ataque del fósil revivido iba a claramente terminar involucrando a Ash y compañía, incluyendo al trío Rocket, pero también iba a ir a una escala mayor e incluir a Oak y al Team Rocket como organización entera. Suponemos que el descubrimiento de un fósil de algo que no es un Pokémon es algo importante en ese mundo, así que no es de extrañar. Según lo que Shudo relata, el fósil iba a llegar hasta Pallet Town y destruir el laboratorio de Oak, donde el profe dice algo como “Sabia que este día iba a llegar.” De verdad Oak?

Universal Pictures

“No repare en gastos”

Como deben suponer, los directivos no miraron muy bien la idea. No solamente porque se trataba sobre un cacho de mineral rompiendo cosas, sino que también les movía mucho todo el mundo ya establecido en la franquicia. Así que Shudo tuvo que descartar esta idea después de laburarla durante 6 meses, todo mientras estaba hospitalizado con graves problemas de salud. Con el tiempo le dieron un par de diseños de Pokémon nuevos para trabajar sobre el guión y que se pueda acomodar a las fechas de lanzamiento de los juegos, aunque Shudo solo hizo la primer escritura del guion desde el hospital y dejo el resto a lo que suponemos son monos con maquinas de escribir que Nintendo debe tener atados.

20th Century Fox Television

“La madre de Molly vuelve en los créditos? Mono tonto, estúpido!” 

Como otra nota de color, el trailer japonés de la película de Entei nos mostraba que silueta de Mewtwo en una tormenta, así que no sabemos bien que carajo estaba pasando con ese guión a este punto, si tenían esa secuencia ahí por las dudas, si el guión original incluía a Mewtwo salvado a Ash en lugar de a Charizard (lo cual iba a hacer que todos nos hagamos pis) o si esto seguía la línea de “no tenemos Pokémon nuevos que mostrar auxilio!”
El guión original de esta película del T-rex fue vendido por MUCHA plata hace unos años a algún coleccionista desquiciado, pero jamás vio la luz hasta el momento. De todas formas pensamos que la idea de una película de Pokémon tratando este tema de… bueno, que carajo es ese mundo, habría sido absolutamente genial, y a esta altura dudamos mucho que algún día se haga algo así, pero soñar no cuesta nada.

Pokémon Duel: ¿Qué es y por qué deberías estar jugándolo?
Poké-Bizarreadas: Cartas de Pokémon GO y otros insolitos

Deja un comentario